- Reseña histórica
- Actividades tradicionales. La arriería, la ganadería, la minería
- Hacendera, espalada, filanderos... (Hitos del antiguo sistema de vida)
- Situación poblacional

 


Actividades tradicionales. La arriería, la ganadería, la minería

Repasamos en esquema, a la espera de una mejor ocasión para su desarrollo, los pilares en que se basó la vida económica del Concejo. Tema de gran interés, por más que se refiera al pasado, pues ayuda a explicar la situación actual. A buscar nuevos y necesarios caminos de desarrollo.

La arriería.-

Como complemento invernal de los trabajos de ganadería y agricultura, que fueron siempre prioritarios, los hombres del Concejo, junto con los de las otras dos Tercias de la Hermandad de Los Argüellos, o los celebrados Maragatos, se ocuparon de los trabajos de distribución, trueque y transporte en que consistió la arriería.
Los arrieros de Los Argüellos fueron célebres por su honradez y sentido de la responsabilidad, hasta el punto de que se especializaron en el transporte de dinero. Así lo reconocieron sucesivos reyes, desde Juan I de Castilla (en el siglo XIV, como consta en el Archivo de Simancas) hasta finales del XIX, cuando Madoz destaca la arriería de los pueblos de Barrio, Camplongo, Golpejar, Busdongo y Casares.
Transportaban todo tipo de mercancías, como carne curada, pescado, pieles, frutos, herramientas y aperos, en viajes de ida y vuelta, que llegaban hasta la costa asturiana, e incluso hasta Madrid.

Todos los pueblos de La Tercia y Arbas tuvieron arrieros, siendo un falso cliché el comentario de Ensenada en calcular 50 reales de beneficio a cada uno: Esto no es posible, si se cuenta que había arrieros con un caballo, mientras otros alcanzaban hasta los nueve caballos.

El estudioso Roberto Cubillo, en su estudio sobre la arriería del pescado, nos ofrece un cuadro que ilustra este fenómeno, a mediados del s. XVIII:

Pueblos
Vecinos
Arrieros
Caballos
Rodiezmo
58
32
87
Golpejar
24
20
44
Fontún
22
15
43
Poladura
34
13
24
Villamanín
15
10
25
Millaró
18
3
8

La ganadería./La agricultura.-

En un entorno de pastizales, como el propio de estos pueblos altos, se comprende la enorme importancia de la ganadería durante siglos, hasta el punto que la propia agricultura ocupó un espacio subsidiario. Las explotaciones agrícolas, incluso en el momento más intensivo, solo procuraban la subsistencia, mediante cultivos como el centeno, cebada, lentejas, y más tarde patatas. Busdongo fue uno de los pueblos leoneses donde más tempranamente se cultivó este tubérculo.

La siega y recogida de la hierba superó siempre, ampliamente, a las labores de sementera. Por tanto, destinaremos el brevísimo espacio aquí disponible para referirnos a la ganadería.

Dentro del universo cambiante de este tema, emergen algunos hitos sobresalientes:

… La lucha constante de los pueblos por asegurarse el control de sus pastos.
(Valgan, como ejemplos, la concesión del Abad de Arbas a los vecinos de Pendilla y Tonín para pastar las fincas de la Colegiata, después de recogidos los frutos (escrito del abad José de Robles, del año 1.773) , o el largo litigio sostenido por estos dos pueblos de Arbas contra el ´Concejo de La Tercia del Camino de Argüello´, sobre la propiedad y
aprovechamiento del puerto y pastos de Polledo y Pollerín. Ambos dossiers figuran en el Arca de la Junta Vecinal de Tonín, celosamente custodiada).
 
… La importancia y amplitud de las Vías Pecuarias del municipio, en vigor durante los siglos de vigencia de La Mesta, e incluso hasta la posguerra, en pleno siglo XX, cuyos trazados merecen conocimiento, señalización y respeto.
(La Vereda de Camplongo, la Vereda de Buiza a Pajares, por La Collada de San Antón y Rodiezmo, la Vereda de Aralla, la Vereda de Cármenes… formaban accesos principales de la ´Cañada Leonesa Occidental´, donde, en la última fase de la Trashumancia, el embarcadero de ferrocarril en Villamanín atendía a millares de cabezas merinas)
 
… La madeja de Puertos Pirenaicos, Puertos particulares y Pastos sobrantes,
… el dédalo de majadas, chozos, apriscos, abrevaderos, cordeles, cuyo inventario no puede ser abordado en este lugar.
 

Su inventario y descripción son objetivos pendientes, y esta realidad pujante durante siglos convierte la situación actual en pálido reflejo: La Trashumancia de ganado merino, el pastoreo de las cabañas autóctonas vecinales… ha dado paso a una ganadería casi ´incomprensible´ de vacuno de engorde, que es pastoreado por cables eléctricos, no es ordeñado, pasa el invierno en Extremadura y queda en manos de unos poquísimos ganaderos, verdaderos supervivientes de este cataclismo de la modernidad.

La minería.-

Esta actividad resulta ser una constante en el territorio desde época inmemorial. Se pueden citar, al menos, dos explotaciones prerromanas y un número muy elevado de modernas minas, de las que la brevedad del espacio nos impedirá hacer descripción.

Mina ´Colón´

Es una conocida explotación de mineral de cobre, de la Edad de Bronce, ubicada junto al pueblo de Pendilla.

Mina ´La Profunda´

La Profunda (y la Providencia) se localizan al norte de la collada de Cármenes, a 1 k. la primera y a 2 al norte de ésta la segunda, con acceso por Villanueva de Pontedo. Ya explotadas desde el Neolítico, (hallazgos de hachas y buriles de piedra), y posteriormente por los romanos, de cuya época se han localizado ´tégulas´ de la Legio VII, aún ofrecían veinte siglos más tarde mineralizaciones de cobre, níquel y cobalto, en calizas de origen hidrotermal

La mina se ubica en el término de Cármenes, pero en la moderna explotación de principios del siglo XX, contó con Oficinas en Golpejar (Villamanín), así como Estación de selección y carga del mineral, donde llegaba a través de una línea de baldes. Al cobre se añadió el cobalto, muy apreciado en la industria europea, y fue explotada por la Empresa "Anglo-Española de Minerales", con capitales mixtos, entre los cuales las familias vascas de Oriol y Urquijo, y el burgalés Ruperto Sanz.

Ruperto Sanz fue Presidente del Consejo de Administración de la Sociedad Minera. Filántropo y benefactor de la zona, a cuyos pueblos "socorría en las grandes nevadas" dio trabajo a más de 200 personas. Su sentido social fue pionero en la época, ya que la Mina contó incluso con un Economato, en el edificio de ´La Casona´, a pie de mina. Fundó la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de León, y puede ser considerado como uno de los grandes empresarios de la época moderna.

En La Profunda se encontró un nuevo mineral, en forma de nódulos sobre dolomita. Es un mineral grisáceo, perfectamente brillante, cristalizado a escala macroscópica, caso único en el mundo. No se encontraba catalogado, y los geólogos, hospedados en Villamanín, lo bautizaron como ´Villamaninita´. Puede encontrarse en La Profunda (bocamina de Cármenes), y sobre todo en La Providencia.

Las minas de carbón y minerales varios.-

A partir de finales del siglo XIX se generaliza la extracción del carbón. Aunque menos ricas que las reservas del municipio de Pola de Gordón, en Villamanín se explotaron multitud de yacimientos de carbón que han dejado huellas en el paisaje: (Camplongo, Pendilla, Arbas, Tonín, Casares...) así como de hierro (Valdeagustín) o plomo (Velilla de la Tercia)

No existe ninguna en activo, en la actualidad.

Las canteras.-

Finalmente, el territorio es rico en varios tipos de rocas ornamentales. Así se cuenta con las Canteras de ´Carrozal´, junto a Camplongo y la de Millaró.
Una nueva Cantera de piedra ornamental ha sido solicitada para su ubicación en la zona conocida como Sierra de la Tuña o del Gato.

_________________________________

De todas las actividades tradicionales del territorio, donde prácticamente desapareció la agricultura y el ganado ovino, solo sobrevive una ganadería reconvertida de vacuno trashumante, cabañas localizadas de cabrío para la elaboración de queso, y una incipiente industria de extracción de piedra ornamental.

Son pálido reflejo de un intenso sistema autosuficiente y participativo, que fue el tejido económico del territorio, durante muchos siglos. Los tiempos actuales, pero ante todos los futuros, precisan y exigen una nueva definición.

Ampliar foto

Ganado vacuno, en la cola del Embalse de Casares.

Sueños de agua, para la sequedad de la Extrema dura.

Autor: Javi Cañizares, 2004

Ampliar foto

Ruinas de las Oficinas y Planta de tratamiento de mineral de la Mina Profunda, en Golpejar de la Tercia.

Muñones de un laboreo de mineral que viene del Neolítico.

Autor: Javi Cañizares, 2004

Ampliar foto

El fulgor de la piedra.

En una casa de Pendilla la piedra ornamental se arma de volutas y dibujos florales. Última industria del territorio.

Autor: Ángel Fierro, 2004