- Villamanín, tierra de acogida: Campamentos, Albergues...
- Rutas turísticas
- El esquí (Valgrande-Pajares)
- La escalada. Deportes naúticos
- Otros deportes y competiciones
- La gastronomía argollana. Comer
- Dormir
- Festividades y celebraciones

 


Otros deportes y competiciones

Caza y pesca. Deportes y actividades ancestrales.

Lo que durante siglos fue actividad necesaria para el sustento (el hombre fue cazador antes que ganadero o agricultor), se ha convertido ahora en un deporte o esparcimiento, en que siguen primando la habilidad, la técnica o la astucia.

Ahora se alquilan terrenos comunales para caza mayor, de la que hay gran abundancia, al disminuir el acoso del hombre y los ganados sobre el ´habitat´ de los animales. Jabalí, corzo y rebeco son las especies cinegéticas más abundantes y deseadas. En paralelo, la perdiz y la codorniz, antaño muy abundantes, han disminuido al desaparecer en la práctica los sembrados de cereales que las alimentaban.

En la pesca, es ya mítica la calidad de la trucha autóctona de los ríos cantábricos. Suben por los más diminutos regueros, hasta las mismas fuentes, y su captura es un premio en sí misma, por la belleza del entorno y la sagacidad de este pez.


Los deportes tradicionales leoneses.

Es curioso advertir cómo la ´Lucha leonesa´, que se practica en muchas comarcas provinciales, no tuvo implantación en la ribera alta del Bernesga. Tampoco la tendría en el Torío, mientras que el Curueño (en la primera ´Tercia´de Arbolio) es, junto con el Porma, el Esla y el Cea, un "río de la lucha". Ahora que se publican libros sobre este deporte, cuenta con Federación propia, y se asiste a su necesaria revitalización, sería interesante conocer las causas por las que no llegó hasta aquí. Es como si una línea invisible hubiese trazado fronteras que no están en los mapas.

Sí se practicó la ´bolera´, con la tradicional bola ´cacha´ o ´partida´ típica en León, y se jugó mucho en los pueblos, a la salida de Misa. Parece que la despoblación y cierta desidia de la juventud ha puesto el juego de los bolos en franco retroceso.


El torneo de Villamanín de Futbol.

Más que los deportes de exhibición, cuyos montajes y patrocinios requieren grandes inversiones, la zona apuesta por los deportes de participación. Por ello, una competición ciclista que fue tradicional algunos años, ha terminado por desaparecer, al tiempo que se institucionalizaba el ´Torneo de Fútbol 8´.

Abierto a equipos del entorno, incluyendo los asturianos, se desarrolla durante los meses de julio y agosto, por el sistema de eliminación. La competencia es dura, pues los jóvenes sí participan con entusiasmo en este torneo, lo que es condición indispensable para su supervivencia. Se inscriben equipos de Villamanín, Rodiezmo, Pajares, Cármenes, Ciñera, Santa Lucía, Cuadros… en un ejercicio de hermandad, donde impera la deportividad y el compañerismo, aunque cada equipo quiere ganar.

Las inscripciones se hacen en el Ayuntamiento de Villamanín, hasta los primeros días de julio, con una aportación de cien euros por equipo.

Algunos años ha resultado llamativa la victoria de Pajares, lugar donde la llanura más dilatada debe ser la mesa de la cocina… Son los duendes del deporte. En ocasiones triunfa Rodiezmo, que se presenta con el apoyo de los ´veraneantes´, o el equipo de Ciñera, fogueando a los alevines del Conjunto que milita en la Tercera División.

Los deportes son un necesario ejercicio físico y mental, que incluye el autodominio y el respeto al adversario. Saber ganar es tan difícil como saber perder, pero hay un elemento que iguala a todos: La participación.

Este concepto está garantizado en el municipio. El espectáculo o el negocio son, obviamente, otra dimensión, a que son ajenos estos dominios de la altura.

Ampliar foto

Grupo de esquí de fondo, de Villamanín.

La juventud del Concejo se equipó y adiestró para la práctica de los deportes.

Autor: Por cortesía de casa Ezequiel II

Ampliar foto

Rebecos en el monte.

La caza, la pesca, la barra, los bolos... las ancestrales actividades.

Autor: Javi Cañizares, 2004