- Presentación
- Detalle de los 19 pueblos del municipio

 


Viadangos de Arbas

Datos básicos

Altitud: 1.300 m.
Distancia al Ayuntamiento: 8,0 k.
Fiesta: 16 de junio (La Virgen del Carmen)

Etimología

Resulta casi una temeridad aseverar con firmeza el origen de este topónimo menor de pueblo. Pues aunque un documento de la Real Chancillería de Valladolid, de 1.702, lo llama ´Villa de Angos´, lo que sería derivación del nombre latino ´Villa´, junto con su propietario o fundador, coexiste otra teoría: Que pueda proceder de ´Vía´ = camino, tanto en latín como en las lenguas célticas prerromanas, más ´angos´= angosto, aludiendo a lo accidentado del terreno.

Es un asunto, pues, sin resolver, y aunque existen en la provincia otros poblados de nombre parecido, adoptan la variante de Villadangos.

Historia y legendaria. Actualidad

El pueblo, perteneciente en el pasado a la jurisdicción de Arbas, es una aldea oculta tras una hoz caliza, que se abre posteriormente, y se recuesta en la solana a la ladera de las cumbres de Cueto Negro, donde comienza pista y remonte de la estación de esquí de Valgrande-Pajares.

Un gran circo de montes rodea el pueblo por los cuatro costados, con las cumbres de ´Cáscaro´, ´El Castiecho´, ´Las Cangas´ y ´El Forado´… Geografía accidentada y bravía, que imprime carácter, configurando un pueblo pastoril, trashumante, de merineros ricos durante los siglos de la Mesta, y productor de una delirante legendaria, en las cuevas y fuentes que dan agua a sus regueros cristalinos de ´La Hoz´ y ´Fuentemerienda´.

Háganse contar por alguno de sus seis vecinos, (que quedan en invierno) si se demoran en Viadangos, las tres leyendas del ´Castiecho´, de las que aquí no podremos hacernos eco: Según las mismas, en la zona permanecen enterradas arcas de oro y veneno que custodia una serpiente, o quizás un rabadán merinero, o simplemente se llevaron unos gallegos segadores que abandonaron las guadañas sin tocar hierba, al avistar las ollas del tesoro.

O incluso investiguen el cuarteto descriptivo que ocurrió en el hermosísimo puerto de ´Jistroso´, de hierbas finas como el oxígeno, donde, al decir de la copla…

"En los altos de Jistroso
donde primero da el sol
se entregaron los pañuelos
la pastora y el pastor"

Lo que sería, en este caso, una prenda de enamorados.

En medio del pueblo se conservan los restos de una casa señorial, muy restaurada y modificada, que puede haber sido vivienda de un Regidor o clérigo de Arbas. Algunos dicen que hubo convento benedictino hasta la desamortización de Mendizábal. Los muebles pasaron a los vecinos, y algunos enseres se vendieron a los gitanos. Véase la piedra de la balconada, en que figura fecha y marca de carácter eclesiástico.

Quizás por esta casa es insistente el rumor de que Viadangos fuese cabeza de Ayuntamiento, extremo que no hemos podido documentar, aunque un escrito del Arca de Tonín dice:

"En el lugar de Viadangos, a catorce días del mes de junio del año de mil setecientos setenta y tres, Yo, el juez ordinario de este Ayuntamiento de la Abadía de Arbas…" En todo caso, por la fecha del escrito, no se trataba de los actuales ayuntamientos constitucionales.

Los archivos de Oviedo (Catedral y Ayuntamiento) mencionan a menudo el pueblo de Viadangos, como el vecino de Poladura, y su monasterio de San Cipriano.

En la iglesia se conserva una valiosa talla de ´San Andrés´, hecha en madera, y con muy buena calidad. Otra imagen, en este caso de escayola, es muy venerada por la gente, ´por haber sido salvada de la guerra´, tras increíbles vicisitudes: Es su Virgen del Carmen. Por último hay que señalar la presencia de una antiquísima pila bautismal de piedra, anclada al suelo de la iglesia.

Es Viadangos pueblo muy frío, dicen allí. El aire del puerto, cuando no la niebla, bajan a visitarlo y alimentan la sensación de soledad y de abandono, el substrato de magia en que se refugian los recuerdos, la legendaria de los países pastoriles.

- Arbas del Puerto
- Barrio de la Tercia
- Busdongo
- Camplongo de Arbas
- Casares de Arbas
- Cubillas de Arbas
- Fontún
- Golpejar de la Tercia
- Millaró de la Tercia
- Pendilla de Arbas
- Poladura de la Tercia
- Rodiezmo de la Tercia
- San Martín de la Tercia
- Tonín de Arbas
- Velilla de la Tercia
- Ventosilla de la Tercia
- Viadangos de Arbas
- Villamanín
- Villanueva de la Tercia

Ampliar foto

Viadangos. Casa tradicional.

La humilde arquitectura de la piedra en una casa con corredor.

Autor: Ángel Fierro, 2004.

Ampliar foto

Viadangos, balconada de la casa de un Regidor.

En el año 1807 la nobleza eclesiástica, dependiente de Arbas, grabó en la piedra los símbolos de su poder.

Autor: Ángel Fierro, 2004.